Las clases de yoga para niños son distintas a las de los adultos. Esta disciplina en la infancia es muy divertida. Las sesiones se suelen componer de tres tipos de actividades:

  • Juegos: para adentrar a los peques en los beneficios del yoga de forma entretenida y divertida para ellos donde también se calienta el cuerpo.
  • Posturas: las posturas, conocidas como asanas en el mundo del yoga, mejoran la postura, estimulan la concentración y trabajan la memoria. Y en nuestra clase de yoga para niños las hacemos contando un cuento.
  • Respiración: En las clases de yoga infantil no suelen faltar las técnicas de respiración para aprender a alejar los nervios, el estrés y la ansiedad.

Una clase de yoga en la infancia es una combinación de las tres disciplinas que acabamos de enumerar, también se fomenta el trabajo en equipo y se hace una relajación o visualización breve al final de la clase par potenciar la imaginación y la visualización.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *